Qué son Saint-Nicolas y el Boxemännchen

El 6 de diciembre llega San Nicolas a Luxemburgo y recompensará a los niños/as que se hayan portado bien durante el año, con regalos, pero también algunos dulces como chocolates, galletas y el tradicional Boxemännchen.  Pero ¿Quién es Saint-Nicolas?
San Nicolás se refiere a Nicolás de Myre, un joven obispo que vivió en el siglo IV y que, según cuenta la leyenda, salvó a niños/as de la muerte. Posteriormente, en la Edad Media, Saint-Nicolas fue designado como el protector y Santo Patrón de los niños/as.
San Nicolas no se celebra en todo el mundo, solo en un puñado de países europeos, entre ellos, Luxemburgo, Francia, Bélgica, Alemania, Austria y Polonia. En Luxemburgo, San Nicolás se llama Kleeschen y, a diferencia de Papá Noel, lleva un sombrero rojo puntiagudo (una mitra) y sostiene un ladrón en su mano. La mayoría de las veces, lo acompaña Housecker (el padre Whipper) quien, vestido con ropa oscura, distribuye ramitas a los niños/as que no han sido buenos/as durante el año.
Dos semanas antes de la fecha del 6 de diciembre, los/as niños/as colocan sus zapatillas, todas las noches frente, a la chimenea o en la puerta de la casa para recibir dulces. La noche del 5 al 6 de diciembre, Saint-Nicolas trae, además, los esperados regalos.

Quien dice San Nicolás en el Gran Ducado obviamente dice Boxemännchen, una de las especialidades más conocidas del país. Normalmente, estos pequeños bollos, en forma de muñeco, se ofrecen el 6 de diciembre por el gran Santo a los/as niños/as buenos/as. Pero un mes antes de la fecha ya es posible comprar en panaderías y supermercados el famoso bollito. El Boxemännchen se puede disfrutar tanto en el desayuno como a la hora del té, acompañado de chocolate caliente … ¡Una delicia!

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*