El Freeport de Findel salpicado por el escándalo

yvesbauvier

yvesbauvierInaugurado en septiembre pasado el Freeport en Findel encadena escándalos. En abril, Yves Bouvier, abandonó la presidencia del consejo de administración de Freeport después de haber sido acusado de, presuntamente, haber defraudado al presidente multimillonario ruso del AS Mónaco. Este miércoles, nos enteramos de que Olivier Thomas, su sustituto, ha sido puesto bajo custodia en relación con una investigación sobre el presunto robo de cuadros de Picasso pertenecientes a la hijastra del pintor, Catherine Hutin-Blay .

 

yvesbauvierInaugurado en septiembre pasado el Freeport en Findel encadena escándalos. En abril, Yves Bouvier, abandonó la presidencia del consejo de administración de Freeport después de haber sido acusado de, presuntamente, haber defraudado al presidente multimillonario ruso del AS Mónaco. Este miércoles, nos enteramos de que Olivier Thomas, su sustituto, ha sido puesto bajo custodia en relación con una investigación sobre el presunto robo de cuadros de Picasso pertenecientes a la hijastra del pintor, Catherine Hutin-Blay .

Hija de Jacqueline Roque, la segunda esposa de Picasso, Catherine Hutin-Blay, puso una denuncia en marzo, por la desaparición de las pinturas de su propiedad, después de ver que algunas de sus pinturas aparecieron en el mercado. Una vez recibida la denuncia, la fiscalía de París abrió, el 23 de marzo, una investigación por “robo”, “ocultamiento” y “fraude”.

Parece ser que los dos casos están v inculados: según la información dada por el diario británico The Telegraph, algunas de estas obras de Picasso estaban también en clichés de imágenes de la colección del empresario ruso Dmitry Rybolovlev, residente monegasco y presidente del club de fútbol AS Mónaco.
Los cuadros han sido confiados a comerciante de arte Olivier Thomas para ser transportados y almacenados en París. Por otro lado la Sra Hutin-Blay se pregunta sobre el papel que podría desempeñar Olivier Thomas, consultor de arte, en la desaparición de las obras de arte.

Casualmente la Sra Hutin-Blay había visto sus pinturas enlos clichés publicados en la prensa por la disputa entre Dmitry Rybolovlev y el hombre de negocios suizo, Yves Bouvier. El primero acusaba al segundo por haber mentido en el precio de compra de algunas obras, con el objetivo de percibir una comisión muy superior al 2% que declaró oficialmente.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*