La banca se queja, pero…. de vicio

bancolux

bancoluxLa Association des banques et banquiers du Luxembourg (ABBL) se queja del contexto difícil en el que está sumido el sector bancario en Luxemburgo, de que el sector bancario en Luxemburgo ha sufrido un « tsunami reglamentario » que le ha costado 400 millones al sector para cumplir con las nuevas normativas y de que esto a perdido de que los bancos pudieran invertir en las actividades benéficas (¿?)

 

bancoLa Association des banques et banquiers du Luxembourg (ABBL) se queja del contexto difícil en el que está sumido el sector bancario en Luxemburgo, de q ue el sector bancario en Luxemburgo ha sufrido un « tsunami reglamentario » que le ha costado 400 millones al sector para cumplir con las nuevas normativas y de que esto a perdido de que los bancos pudieran invertir en las actividades benéficas (¿?)

Pero las quejas de la ABBL no parece muy fundamentadas si nos atenemos a ciertos hechos:
Los bancos en Luxemburgo se enfrentan con el fin del secreto bancario desde el 1 de enero. Esto no es necesariamente un obstáculo, según Yves Maas: “la transparencia podría ayudar, en el sentido de que la opacidad alejó algunos clientes. Aunque según Carlo Thill, Vice-Presidente de la ABBL los bancos están constatando un cambio de clientes. La tendencia es la disminución en el número de clientes, pero la llegada de clientes de alto patrimonio con una cartera superior a los 10 millones. El importe de los activos bajo gestión en 2014 ascendió a 307 millones de euros, lo mismo que el año pasado.

Los préstamos a particulares están empezando a recuperarse tras años de vacilaciones (25,2 millones de euros en 2014, un aumento de 32% en comparación con 2011). Sin embargo los otorgados a empresas tiende a estancarse (13,9 mil millones, un 6% en comparación con 2011). Según Carlo Thill esto es debido a las débiles perspectivas de crecimiento en los últimos años.
El país cuenta a día de hoy con 143 bancos que emplean 26.055 personas en 2014, frente a 18.255 en 1995. Sin embargo, la ABBL nota una fuerte reducción en el número de luxemburgueses que trabajan en el sector, que constituían el 45% de la fuerza de trabajo allí 20 años, frente solo al 23% actualmente. Serge De Cilla, CEO de la ABBL el atractivo de la administración pública sin duda juega un gran papel en esta disminución de la presencia luxemburguesa en los bancos.
¿¿Es realmente la situación tan mala como para quejarse??

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*