El sistema educativo luxemburgués de nuevo criticado por la OCDE

cole

coleLa OCDE acaba de publicar su informe sobre la evaluación del sistema educativo en Luxemburgo. Y desde luego no le han echado muchas flores … Los expertos de la OCDE ha apreciado el trabajo en equipo de los profesores y la introducción de niveles de competencias, pero destacan la falta de consideración de las dificultades lingüísticas de los estudiantes.

coleLa OCDE acaba de publicar su informe sobre la evaluación del sistema educativo en Luxemburgo. Y desde luego no le han echado muchas flores … Los expertos de la OCDE ha apreciado el trabajo en equipo de los profesores y la introducción de niveles de competencias, pero destacan la falta de consideración de las dificultades lingüísticas de los estudiantes.

Los expertos de la OCDE que vinieron a Luxemburgo en junio de 2010 apoyándose en el “Informe País” de febrero de 2011, han hecho una serie de observaciones que enumeramos más adelante:

  • Un marco del análisis y evaluación por desarrollar: la mejora de la calidad de la escuela es una prioridad política. Sin embargo, en 2010, los expertos de la OCDE han notado una falta de coherencia y lagunas: diferentes tipos de evaluaciones no forman un todo coherente, no hay una evaluación externa de los centros ni tampoco evaluaciones del profesorado. La calidad de la escuela se basa más en intercambios informales que sobre criterios formales. Falta una una visión global y compartida de la calidad.
  • Una consideración insuficiente del pasado migratorio de los estudiantes: los estudiantes no están en el centro del sistema de análisis y evaluación. Las dificultades lingüísticas no se toman en cuenta y los alumnos no tienen ni voz ni voto en cuanto a su orientación.
  • Una aplicación no sistemática de las competencias: los expertos de la OCDE creen que la introducción de niveles de competencias va en la dirección correcta y debería mejorar el aprendizaje de los estudiantes. Lamentan, sin embargo, la falta de coherencia entre los diferentes actores involucrados en la ejecución de la totalidad del sistema. Si el enfoque de competencia ha mejorado la evaluación formativa, en particular a través de las evaluaciones intermedias, se encuentran con que los propios estudiantes no están suficientemente involucrados en su auto-evaluación.
  • Una nueva evaluación más positiva, pero no siempre justa: las nuevas iniciativas de evaluación de los estudiantes, como son por ejemplo el examen nacional al final del ciclo 4, son útiles para un mejor seguimiento de su progreso, apoyar su aprendizaje y mejorar la calidad de educación. Pero el equipo de la OCDE lamenta el peso del dominio de los idiomas en la orientación al final de la educación básica, y la falta de coordinación y de criterios claros en las evaluaciones de las pruebas, los cuales juegan un papel importantísimo en el camino futuro del estudiante.
  • Más intercambios entre profesores, pero falta de dirección educativa y normas de evaluación de la enseñanza: los expertos de la OCDE aprecian la mejora del trabajo en equipo, que se ha sistematizado en las escuelas básicas con la reforma 2009. Consideran, sin embargo, que los directores de las escuelas y los inspectores escolares deberían tener más tiempo para la formación, seguimiento y evaluación de los maestros. También deben contar con un marco normativo de referencia y con procedimientos claros para dar feedback a los profesores.
  • Falta de reconocimiento de los profesores implicados: si bien hay un período de prueba al inicio de la carrera docente, no existe un plan de carrera después. Los roles de liderazgo (coordinador del ciclo, un miembro del comité de la escuela, etc.) no da lugar al reconocimiento oficial, ya sea en términos de categoría o salario.
  • La educación continua no necesariamente vinculadas al desarrollo escolar: la formación continua ofrecida a los profesores no es el resultado de las evaluaciones de los inspectores y directivos. Por otra parte, son a menudo una elección individual del docente, y por tanto no siempre en línea con las necesidades de la escuela.
  • Una evaluación interna muy constante, pero falta de directrices: el plan de éxito escolar (DRP) en la escuela primaria, renovado cada cuatro años, se promueve las evalua ciones internas. La agencia de calidad del ministerio de educación proporciona a las escuelas herramientas y el apoyo adecuados para estas valuaciones. Sin embargo, el equipo de la OCDE lamenta la falta de directrices: Cada escuela puede elegir entre los criterios y objetivos propuestos por el Ministerio provocando así diferencias en los criterios y objetivos de desarrollo en cada escuela. También lamenta que los resultados de las evaluaciones de los estudiantes no se utilizan bien. Del mismo modo, los expertos de la OCDE valoran la implementación de la ERP, los comités escolares, la asignación de presidentes de los comités en la escuela primaria y las células de desarrollo escolar (CDS) en las escuelas secundarias. Estiman, sin embargo, que falta la definición de criterios que permitan una evaluación externa de la calidad de la escuela. El hecho de que los gerentes y supervisores sean responsables tanto de la gestión como de la evaluación de la escuela es un gran problema.
  • Progresos tangibles en la evaluación del sistema educativo, una capacidad de análisis insuficiente: la introducción de las pruebas estándares nacionales y la creación de la agencia en 2009 son prueba de la voluntad de pilotar el sistema educativo a través de la evaluación . Sin embargo, la agencia de calidad, dedica la mayor parte de sus recursos a apoyar a las escuelas en su desarrollo y muy poco al análisis de los datos de evaluación. El Ministerio no dispone, por tanto, de una visión general de la evolución, del desempeño del sistema educativo luxemburgués y sus prioridades.

La OCDE afirma que algunas observaciones ya han sido integradas en la política del ministerio”, como lo demuestra el marco de calidad de la educación que está en desarrollo.”

La publicación completa se encuentra disponible en el sitio web de la OCDE.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*